Marketing Automation: guía completa con ejemplos, plantilla para documentar, y herramientas
Marketing Automation: guía completa con ejemplos, plantilla para documentar, y herramientas

Marketing Automation: guía completa con ejemplos, plantilla para documentar, y herramientas

09/11/2023
0 Comentarios

Marketing Automation es, básicamente, automatización del marketing: aplicar reglas y mecanismos que realicen acciones predefinidas sin nuestra intervención. El ejemplo básico suele ser el email, pero se pueden automatizar distintos canales y acciones y no todos tienen que tener un impacto visible en el usuario.

La definición estándar incluye workflows o flujos de trabajo, la segmentación, los envíos condicionales y más.

En esta guía voy a explicar las bases, cómo funciona, con qué herramientas puedes trabajar y por qué no debes automatizar nada (o casi nada) al principio.

Veremos automatizaciones reales, que uso en el día a día, como esta, posiblemente el caso más sencillo que te vayas a encontrar (un email de bienvenida):

Ejemplo de email de bienvenida con marketing automation fácil

Este flujo, de bienvenida, básicamente recoge a todos los usuarios que se registran (en cualquier formulario o landing) en la newsletter, les envía un email de bienvenida y los etiqueta como que «han recibido la bienvenida».

Y también veremos casos más complejos, como el que uso en el formulario para clientes potenciales (en el que, por alguna razón, metí una foto de una Gameboy):

Ejemplo de marketing automation de complejidad media

En este caso, en función de la opción que elige cada persona en el formulario, se le envía un email distinto y se le marca con una etiqueta diferente (Intereado en Asesoría, etc.) y al final, a todos, se les marca como «Enviado Mail Contacto – Potencial Cliente».

Muy bonito, pero esta automatización casi no se usa.

Y es que el primer error que se suele cometer es automatizar cosas que no hace falta, por empezar antes de tiempo. Soy culpable y lo he cometido muchas veces, así que te voy a ahorrar ese trabajo.

Estos son los temas que vamos a cubrir:

Empecemos.

Qué es Marketing Automation

El Marketing Automation consiste en automatizar distintas tareas relacionadas con el marketing y la relación con clientes. Incluye cosas como:

  • Flujos de onboarding y bienvenida.
  • Descuentos en función de compras previas, tipos de cliente o fechas.
  • Flujos de reactivación.
  • Todo tipo de acciones automáticas, como etiquetado en función de distintas acciones.

Aunque siempre se dice «se puede automatizar todo» y, en el fondo, es casi verdad, la dura realidad es que muchas veces no merece la pena y en, muchos casos, lo importante es automatizar lo que merece la pena.

En la mayor parte de casos vamos a automatizar alguna de estas 4 cosas y algunas variantes:

  • Secuencias de bienvenida. Típico caso en el que alguien se suscribe o descarga algo y recibe varios emails. Se puede hacer sencillo (se envían 3 emails seguidos, haga lo que haga la persona que los recibe) o complejo (se siguen distintos caminos en función de si se abren o no, si se hace click en un sitio o en otro).
  • Secuencias de reactivación. Cuando un usuario se convierte en inactivo, podemos enviarle algo para que reviva. Descuento es lo clásico, pero puede ser tan sencillo como un mensaje diciendo que le vamos a dar de baja.
  • Envíos en fechas concretas. Esto es uno de los casos sencillos y primigenios: cuando es el cumpleaños del cliente o suscriptor, cuando ha pasado X tiempo desde su última compra o cuando caduca un servicio.
  • Segmentaciones varias. Podemos usar toda la automatización para enviar comunicaciones y segmentar a nuestra base de datos en función de su comportamiento.

Normalmente lo haremos con editores visuales (más fácil), pero también se puede hacer con reglas (típicas «if this, then that» (si haces esto, pasa lo otro) o sin editor visual (sobre todo, con las secuencias, que a veces simplemente se programa la cadencia de envío y el orden).

Evita los dos errores más habituales al automatizar: espera un poco antes de lanzarte y no lo hagas demasiado complicado

No automatices al principio

Espera un poco antes de automatizar. En mi experiencia, es habitual querer automatizar antes de tiempo. No es eficiente, se pierde mucho tiempo y acabamos con un sistema difícil de mantener. En lugar de eso:

  • Haz todo a mano.
  • Fíjate en lo que más se repite.
  • Piensa en cómo mejorarlo y pregunta a tus primeros usuarios (si estás empezando) o a los clientes existentes.

Hay cosas obvias que tiene sentido automatizar desde el primer momento (como el envío de un PDF disponible bajo suscripción), pero, fuera de eso, espera un poco antes de crear automatizaciones complejas.

Haz las cosas a mano, entiende el proceso de verdad y automatiza después.

No crees sistemas demasiado complejos

El otro gran error es pasarse de listo y tratar de prever cada situación, cada giro en el camino. Hace años, cuando estaba con ActiveCampaign, decidí crear una secuencia de bienvenida complejísima, en la que había como 5 condicionales (¡ojalá pudiera encontrar alguna captura!)

Se enviaban emails distintos en función de si se había hecho clic o no, se había abierto el emails, se volvía atrás…

¿Resultado?

Casi imposible saber qué estaba pasando.

Esto tiene sentido hacerlo cuando tienes una base de usuarios enorme, y no quieres «freírla» en exceso con correos no relevantes.

Pero no me hacía falta algo así: tenía unos pocos cientos de usuarios, muchas de las automatizaciones que preparé (me llevaron horas) no llegaron nunca a ninguna persona.

Un sistema así es muy difícil de mantener: aunque lo documentes (luego hablaré de eso), te va a costar trabajo mantenerlo y hacer cambios.

Las bases de la automatización: cómo funciona el marketing automation

En las guías que he consultado para preparar la mía (investigación, AKA, buscar en Google) no he visto que cuenten esto y me parece importante.

Casi todas las automatizaciones siguen un esquema similar y tienen estos 3 elementos en común:

Condición inicial / trigger (o disparador).

Esto es el punto inicial que empieza la automatización. Algunos de los casos más típicos:

  • Unirse a un formulario.
  • Que se aplique una etiqueta (manualmente o a partir de una automatización).
  • Un cambio en un campo de la base de datos (fecha, actividad…)
  • Que se cumpla una fecha concreta.

Condiciones / Segmentación.

A partir de aquí, opcionalmente, podemos aplicar condiciones adicionales. Como, por ejemplo:

  • Que cumpla cierta condición en la base de datos (edad, categoría de interés, productos comprados…)
  • Que tenga una etiqueta o no la tenga.
  • Que abra o no abra un email anterior.

Acciones y eventos.

Lo que hacemos a partir de eso. El caso más sencillo: cuando te registras en la newsletter, recibes un descargable.

Pero pueden ser cosas como:

  • Aplicar una etiqueta concreta.
  • Enviar un email.
  • Incluir en una lista especial.

Gráficamente, quedaría algo así:

Elementos de una automatización de Marketing Automation

Todo esto se aplica sobre una persona o cuenta, de la que al menos, tenemos que tener:

  • Un identificador. Que puede ser el código de cliente, el nombre o (a veces) directamente el email.
  • Un canal para contactarle. Un email (lo más habitual), pero en herramientas omnicanal, podría ser su WhatsApp, su número para mandarle un SMS o su perfil de Instagram, X-Twitter o Facebook. O una notificación a través de un aplicación propia, claro.

Así que básicamente tenemos a una persona, a la que podemos contactar por al menos un canal, y unos campos en una base de datos que podemos usar para segmentar y realizar acciones. Veamos algunos ejemplos para salir de la abstracción:

  • Si Pepito rellena un formulario dejando su email y teléfono (condición inicial, se une al formulario), e indica que le gusta el salchichón (una posible variable para segmentar), le etiquetamos como «Interesado en Embutido» (nuestra acción sería etiquetarle).
  • Si Pepito recibe 5 emails de embutido, pero no abre ninguno (condición inicial = no abre 5 emails), le etiquetamos como «Dormido» o «Inactivo» (segmentamos con una etiqueta) y le enviamos un descuento (acción).
  • Si Pepito compra 5 kilos de salmón en nuestro ecommerce (condición inicial: comprar 5 kilos de salmón), le enviamos 33 días después un descuento para comprar otros 5 kilos de salmón (programamos una espera de 33 días y lanzamos la acción, que es enviarle el descuento).

Podemos complicarlo lo que queramos:

  • Si no abre emails, le mandamos un WhatsApp.
  • Si le mandas un mail, con 3 opciones, elige una y sigues cierto camino a partir de ahí.

¿Problema?

Todo el mundo presume de ser omnicanal. La mayor parte de plataformas se basan en email y SMS (con suerte). Algunas incluyen envío postal (no es broma).

Y, aunque he visto algunas que incorporan WhatsApp, notificaciones en la app (si tenemos) y canales en redes sociales, nunca las he usado y los flujos deben ser complejos. Pero espero hacerlo en algún momento y poder actualizar este post con la experiencia.

Ejemplos de marketing automation (que uso yo mismo)

Una de las cosas que me motivó a escribir este post es que sí, hay mucho escrito sobre Marketing Automation, pero pocas veces te encuentras ejemplos de flujos de automatización.

Al principio de este post vimos un par. Pero vamos a ver más ejemplos.

Descarga de lead magnet – lo más sencillo

El clásico entre los clásicos: cuando alguien deja los datos en un formulario, le envías un email con el PDF, documento, plantilla o «lo que sea».

Aquí tienes un ejemplo: en esta página tengo un descargable de «9 conceptos que cambiarán tu forma de hacer marketing»:

Ejemplo de landing

En ConvertKit puedes definir un incentivo desde el propio formulario, lo que facilita las cosas:

¿Qué más se puede hacer?

  • Etiquetar a esa persona. Puedes definir una etiqueta («Interesado en Marketing», por ejemplo), para, en el futuro, dirigir campañas solo a los que han descargado algo relacionado con marketing.
  • Comprobar si lo abre o no / hace clic o no. Para reenviar a los pocos días, en caso de que no (o marcarlo como inactivo si no abre, por ejemplo).

Secuencia de bienvenida y onboarding

Una secuencia de bienvenida es justo eso: una serie de emails que se envían en cadena, para explicar tu producto o servicio o dar la bienvenida a tu comunidad / blog / newsletter / loquesea.

Un ejemplo muy habitual lo vemos en software: te registras y recibes varios emails que te explican el producto, cómo funciona y tratan de activarte.

Ahora mismo no tengo una secuencia de bienvenida funcionando, pero un ejemplo bueno lo podemos ver en la página de Userlist, un software de marketing automation pensado para SaaS:

Ejemplo de Userlist

Hasta hace poco no tenían editor visual, simplemente programabas los envíos, uno tras otro. Con un editor visual es más fácil establecer condiciones: si el usuario sube foto de perfil, le mandas esto, si no, le mandas un mail recordándole que se ponga la foto de perfil, por ejemplo.

Las secuencias de bienvenida son muy útiles para cualificar a los nuevos suscriptores, puedes enviar un email, presentar varias opciones o categorías de interés (cursos, libros, marketing, tecnología… Lo que sea) y, en función de donde haga clic, presentarle uno u otro producto.

Esta es una plantilla vacía, que viene de ejemplo en ConvertKit:

Carrito abandonado

Muchos eCommerce recuperan ventas perdidas así: cuando dejas un producto en el carrito, sin terminar la compra, te envían un email a los pocos días (u horas o minutos) para reactivarte.

Una variante la vemos en la página de Drip (la primera plataforma de Marketing Automation que usé con AppCritic): si una persona ve un producto en Shopify, y no ha realizado un pedido en los últimos 7 días, se le manda un recordatorio del producto.

Etiquetado

Esta se suele usar en combinación con otras. Básicamente, etiquetas a la persona en función de lo que haya hecho. Por ejemplo, cuando alguien se descarga mi eBook «El Estado del WhatsApp Marketing», le aplico la etiqueta «Estado WhatsApp Marketing 2022». Después, podría usar esa etiqueta para ofrecer servicios relacionados con WhatsApp o avisarles de una nueva actualización.

Reactivación / baja por inactividad

Con ConvertKit esto no se puede hacer (que yo sepa), pero en otras herramientas (incluyendo Mailchimp, que era en su día muy limitado en esto) tenía alguna automatización para borrar suscriptores cuando no habrían 5 emails seguidos.

Básicamente:

  • Cuando no habías abierto ninguna de las 5 últimas campañas, te enviaba un email con un asunto tipo «Te voy a dar de baja si no reactivas tu cuenta».
  • Si hacías clic en el enlace del email, te reactivaba.
  • Si no, te borraba.

¿Qué sentido tiene esto? Teniendo en cuenta que en la mayoría de plataformas de email, pagas por suscriptores, tener gente que nunca abre no es más que un gasto (aunque ayuda al ego).

Haciendo esto me aseguraba de mantener la implicación de la gente.

No hay límite, pero debes ponerlo tú

Hay opciones infinitas y en algún sitio tienes que parar. Lo ideal, es ir creciendo a medida que creces en audiencia y contenido. Como decía, he montado automatizaciones muy complejas para ver cómo apenas se lanzaban unas pocas veces.

Cómo documentar tu marketing automation

Este apartado rara vez se toca y me parece esencial: antes de lo que crees, tus automatizaciones se pueden descontrolar y acabas por no tener ni idea de por qué pasan las cosas.

Cuando solo usas una herramienta y no tienes mucha complejidad, es fácil. A medida que creces, puede ser un problema. Sobre todo cuando haces una migración de herramienta: si no tienes controladas las landing, formularios, automatizaciones y etiquetas que usas… Todo se complica.

La solución no es otra que documentar todo tu sistema de marketing automation.

En este post / guía lo cuento más a fondo. Básicamente debes recoger:

  • Puntos de entrada. Qué landings y qué formularios tienes activos y su ubicación.
  • Modelo de datos. El nombre o el apellido, pero también campos como si es o no cliente, intereses, productos comprados, fecha de alta, país…
  • Sistema de etiquetas. Donde puedes indicar intereses, acciones pasadas (como guías que se haya descargado) y más.
  • Herramientas / integraciones. Cuando uses varias. Puede que tengas un formulario tipo encuesta hecho con Typeform, que envía los registros mediante Zapier a ConvertKit. Si un día cambias Typeform por Tally, tendrás que actualizar esa automatización.
  • Automatizaciones activas. Y qué hacen. «Cuando se descarga la guía en PDF sobre WhatsApp marketing se le etiqueta como Interesado en WhatsApp», por ejemplo.

Lo importante es ser consistente y llamar las cosas de la misma forma, teniendo claros los nombres de los campos. Un error que me ha hecho perder y confundir datos es llamar al mismo campo de formas distintas (first_name y nombre, por ejemplo). Cuando vas a migrar, ese tipo de cosas te complican la vida.

Baso mi sistema en el de Double your Freelancing:

Aquí puedes descargar la plantilla:

Puede ser un poco complejo, pero, como mínimo, deberías tener claro:

  • Puntos de entrada (landings y formularios).
  • Los datos que recoges y las etiquetas que usas.
  • El listado de automatizaciones.

Beneficios, obstáculos y errores que puedes cometer al empezar con Marketing Automation

¿Por qué tiene sentido automatizar parte de tu marketing?

Los beneficios son obvios:

Ahorro de tiempo.

¿Podría enviar un email personal de bienvenida a cada persona que se da de alta en la newsletter? Quizá, pero… ¿a qué precio? Y, ¿mejoraría en algo que lo hiciera? ¿Tendría más tasa de apertura?

Mejores segmentaciones.

Todos queremos personalizar y segmentar, pero no es tan fácil. Con envíos un poco pensados, podemos entender y etiquetar mejor a nuestra base de datos (productos que les interesan, servicios…)

Personalización a escala.

Y esto nos permite, con ciertos volúmenes, personalizar la comunicación.

Pero nos olvidamos del lado malo…

Empezar demasiado pronto a automatizar es el mayor error.

Cuando empecé con AppCritic, daba la bienvenida personalmente a quien entraba. Eran pocos, estaba ilusionado y me lo podía permitir. No hace falta llegar a ese extremo, porque me di cuenta a las pocas semanas de que en realidad estaba repitiendo lo mismo y no había ninguna «mejora» al hacerlo más humano.

No hay que llegar a ese extremo, pero como decía al principio: antes de automatizar, hazlo manualmente, sabrás mejor lo que necesitas.

Ahogarse en la complejidad técnica

Configurar alguna herramienta es más fácil de lo que parece, pero es fácil perderse. Es mejor entender los conceptos estratégicos, antes de los detalles de la implementación. Al final, casi todo se reduce a listas, condiciones, triggers y cosas así.

Mezclar demasiadas herramientas

Cada herramienta es fuerte en lo suyo, pero mezclarlas tiene un coste: sí, con Zapier todo se engancha, pero es más fácil que se rompan las cosas o que acabes pagando de más. Cada vez soy más fan de simpliflicar el stack del día a día. Empecé usando: un editor de landings, varios creadores de formularios, un Typeform para encuestas, una herramienta de envío… He acabado con el 99% del core de mis automatizaciones en ConvertKit (con el contenido en abierto en WordPress). Mucho más fácil (algo más limitado, lo reconozco).

Y algo más: un error en automático, se repite hasta el infinito. No suele pasar, pero no debemos olvidarlo: si automatizas mal, perpetúas el error.

Ahora, vamos a ver cómo empezar.

Cómo empezar con Marketing Automation

El primer paso se parece al de cualquier proyecto: sentarse a pensar qué narices quieres hacer. Dicha la obviedad de turno que casi nunca hacemos, vamos allá:

Modelo de datos

¿Qué datos tienes y qué datos quieres / necesitas usar? Los datos que tengas son los que después te permitirán segmentar y hacer algo de magia con la automatización.

Algunos básicos obvios:

  • Nombre
  • Apellidos
  • País / Ciudad
  • Empresa

Si tienes datos geográficos, puedes enviar campañas según su geografía, si no, pues no.

Si estamos pensando en un blog o algo similar, los datos pueden parecer algo más limitados, seguramente estemos hablando de categorías de intereses, infoproductos que haya comprado o similar. Pero si hacemos automatizaciones para ecommerce, marketplaces o similar, vamos a necesitar datos que nos permitan jugar un poco más.

Por ejemplo, en el caso de un marketplace (experiencia propia con PaletsGo), podríamos tener:

  • Anuncios publicados. Un campo en el que recogemos el número de anuncios que cada usuario ha publicado. Con esto podrías automatizar una campaña para los que todavía no han publicado ningún anuncio en el marketplace (o enviar
  • Ofertas enviadas. Un campo en el que recojamos el número de ofertas que ha hecho a otros usuarios nos permitiría automatizar envíos a los que nunca hayan hecho una oferta, o a los que hayan hecho más de 20.
  • Tipo de cuenta. Puedes hacer campañas específicas para compradores o vendedores.
  • Fecha de último login. Cuando lleve más de X días (30, por ejemplo) sin entrar al marketplace, puedes enviarle un email de recordatorio.

Si tienes un eCommerce puedes automatizar envíos en función del número de pedidos, la cantidad de los mismos, la fecha de la última compra… En el caso de productos recurrentes, podrías crear una campaña automatizada para enviar recordatorios cuando se les vaya a acabar el producto:

  • Segmento: clientes que hayan comprado proteína en polvo.
  • Trigger: fecha de última compra del batido de protéina > 30 días (hace más de 30 días que compró la proteína en polvo).
  • Acción: Enviar recordatorio -> ¿Todavía te queda proteína en polvo?

En lugar de hacer campañas todos los meses recordando que repongan su proteína en polvo (que, para muchas personas sería irrelevante), preparas una automatización que se envía a los 30 días (o el período que elijas) después de cada compra.

Canales

Si vas a usar el email será más sencillo, pero en muchos casos tendrás cosas como:

  • Notificaciones Push (si trabajas con una app).
  • SMS.
  • WhatsApp.

Como decía, no he trabajado directamente con sistemas tan complejos, pero creo que cada vez es más necesario tener esto en cuenta. Sobre todo en proyectos grandes: lo ideal es tener un perfil único del cliente / usuario, para poder llegar desde el canal más adecuado.

Si en tu caso necesitas varios canales, tenlo en cuenta a la hora de buscar herramienta: muchas (aunque digan lo contrario) están pensadas sobre todo para email.

Segmentaciones

Muy relacionado con el modelo de datos: ¿qué segmentos quieres usar?

Lista las tareas repetitivas que ya estés haciendo

Estas serán las primeras cosas que querrás automatizar: si llevas semanas enviando por email algo de forma manual, es obvio que podrás automatizarlo.

Crea tu documento de Automatización

Ya lo vimos en el punto anterior: así que simplemente, te recuerdo que aquí tienes la guía completa. Puedes usar la plantilla para empezar tu propio documento/guía de automatización: si lo haces desde el principio, es mucho más fácil.

Ahora que ya tenemos lo básico aprendido y una idea de los pasos para empezar, llega el momento de las herramientas: ahora mismo, hay mucho, mucho, mucho donde elegir.

Para todo tipo de presupuestos (muchas gratis o con planes asequibles) y con todo tipo de opciones de soporte. Me centraré en las que más he usado, aunque mencionaré algunas otras populares.

Herramientas de Marketing Automation

En muchos posts he visto que hablan de cosas como Eloqua, Marketo o HubSpot. En general están al alcance de empresas más establecidas, y, por lo que he probado, no son realmente superiores a las que vamos a ver ahora (mucho más asequibles para cualquier tipo de presupuesto).

En el mundo corporativo, tiene sentido trabajar con Oracle o Adobe: en el mundo real, no tanto.

ConvertKit

Captura de pantalla de ConvertKit, herramienta de marketing automation

Enfocada en «ayudar a los creadores independientes», ConvertKit es el motor detrás de AppCritic. No aprovecho todas sus funcionalidades (por una mezcla de vaguería y falta de tiempo), pero es una herramienta sólida y fácil de usar. Lo que menos me convence es su tratamiento de los datos y campos personalizados, pero por lo demás (quitando que poner tildes en los botones y landing es un dolor) es una herramienta de 10.

  • Lo mejor: su editor visual y sus plantillas de landing y formularios. Son bonitas, y eso se agradece cuando tienes mal gusto (como es mi caso). También te ofrece la publicidad de vender productos (un ahorro considerable, no tienes que pagar por algo como Gumroad).
  • Tiene versión gratis limitada hasta los 1000 suscriptores.
  • Planes de pago: a partir de 25$ al mes.

Mailchimp

Captura de pantalla de Mailchimp

Creo que somos mayoría los que empezamos usando Mailchimp. Hace tiempo que me dejó de convencer: incorporaron automatizaciones y landings hace años, pero siempre me parecieron poco intuitivas.

Creo que a día de hoy hay muchas mejores opciones, pero… Se puede usar.

  • Lo mejor: está muy extendida, siempre encuentras a alguien que sabe usarla.
  • Tiene versión gratis limitada hasta los 500 suscriptores.
  • Planes de pago: a partir de 12 € (500 suscriptores) o 24 al mes (1500).

ActiveCampaign

Una de las clásicas y que usé hace años, hasta que me pasé a Convertkit. Es muy completa, muy potente, tiene todo tipo de opciones para las automatizaciones y… No es barata y acaba destrozando tu economía cuando pasas de cierto número de suscriptores. Por algún motivo, su editor de formularios es feo por defecto: o sabes diseñar, o te quedan cosas feas, con aspecto noventero.

Dicho esto, creo que merece la pena.

  • Lo mejor: potente y muy personalizable.
  • Gratis no te dan ni la hora (no, no tiene versión gratis).
  • Planes de pago: a partir de 29 $ al mes con 1000 suscriptores. Pero es un plan muy limitado, si quieres landings y algunas cosas más, te vas a 49.

Wildmail

Captura de Pantalla de WildMail / Active Campaign

Es ActiveCampaign, pero en versión de España (ahora trabajan a nivel europeo) y con un equipo de soporte en horario e idioma español. Los precios son los mismos, pero tiene algunas ventajas y diseños propios. He hablado alguna vez con ellos, pero no la he usado (bueno, sí, porque en el fondo es ActiveCampaign).

  • Lo mejor. Lo mismo que AC, pero con equipo en nuestro huso horario, mejor soporte y con la GDPR cumplida.
  • Precios. A partir de 39€ con 1000 suscriptores.

Clientify

Captura de pantalla de Clientify

Otra herramienta de origen español que usé en AppCritic (muy satisfactoriamente) durante un año o dos. Es el «HubSpot español», mucho mejor de precio y bastante apañado en general. Tiene tendencia a crear todo «feo» (formularios, landings… Salen como anticuados), pero funciona muy bien como CRM y tiene todo lo que necesitas. Guardo buen recuerdo de esta herramienta y de su soporte en español.

Ahora han dado cierto giro estratégico y se centran mucho en WhatsApp: integrando el email con WhatsApp y otras herramientas de mensajería instantánea.

  • Lo mejor. Fácil de usuar, buen soporte, muy completa como CRM.
  • Precios. A partir de 39€ con 1000 suscriptores y el inbox para WhatsApp, Messenger e Instagram.

AcumbaMail

Captura de pantalla de AcumbaMail

Mi última adquisición. Tenía pendiente probarla desde hace tiempo y todavía estoy empezando. Pero, por un precio ajustado, nos ofrece mucho: automatizaciones, SMS, centenares de plantillas, muchas opciones de configuración…

  • Lo mejor. La enorme flexibilidad de sus planes de precios. La mayoría cobran por contactos, con Acumbamail puedes pagar por contactos o por emails enviados (algo que te beneficia mucho si tienes una gran base de datos, pero no mandas muchos emails) e, incluso, puedes optar por el prepago.
  • Tiene versión gratis limitada a 2.000 emails o 250 suscriptores.
  • Precios. A partir de 18 – 28 euros (hasta 20.000 emails al mes o hasta 2.500 suscriptores).

P.d.: Su fundador, Ignacio Arriaga, tiene una de las mejores newsletters sobre SaaS.

Hay muchas más y me podría tirar horas.

Haré una mención rápida a algunas más:

  • Drip. Ahora más especializada en eCommerce, fue una de las primeras que usé en AppCritic.
  • Brevo (antes Sendinblue). Ahora busca más ser «CRM».
  • Sendgrid. La estoy usando en algún proyecto y es bastante recomendable, muy flexible (se puede usar por API).
  • UserList. Pensada y adaptada para trabajar con SaaS.

Como siempre, se trata de elegir la que se ajuste a tus necesidades y blablabla. Eso, probablemente, ya lo sepas. Pero es así de sencilo:

  • Fíjate en el modelo de precios. Elige una herramienta sostenible. Si tienes una base de datos enorme, pero a la que haces pocos envíos, tienes que elegir una solución que cobre por envíos, no por contactos almacenados. Y al revés, si tienes pocos suscriptores, pero haces muchos envíos, te conviene pagar por suscriptores.
  • Fíjate en cómo cambia el modelo de precios con el crecimiento. Algunas herramientas son muy generosas al principio, pero penalizan el crecimiento. Tenlo en cuenta y estáte listo para migrar.
  • Revisa las funcionalidades. No pagues por cosas que no te hacen falta.

Y siempre ten todo listo para que migrar no sea un dolor: si documentas tus procesos y tienes claro el modelo de datos, migrar será un proceso razonable. Nunca es fácil, pero en una o dos semanas lo podrás hacer.

Ten en cuenta que las condiciones pueden cambiar en cualquier momento, así que asegúrate que puedes cambiar de herramienta sin morir en el intento.

Reflexiones finales

Esto no tiene por qué quedar en el email: también puedes incorporar SMS y más (como has visto en varias de las herramientas).

No hemos entrado a hablar del mundillo (emergente, pero ya extendido) de las automatizaciones de ventas (herramientas que automatizan tu LinkedIn) y redes sociales, que daría para otro artículo.

Al final se trata de entender dónde están tus clientes y usuarios y de personalizar su experiencia todo lo posible, ahorrando tiempo con automatizaciones que te permitan trabajar a escala.

Esta guía creo que es un buen primer paso. Si tienes cualquier duda, escríbeme o deja un comentario.

Foto de portada de Didssph en Unsplash

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *